Wednesday, April 05, 2006

Te voy a encontrar...

Game over .........me encantaria saber donde estas....
Hablamos un largo rato, no lo veía desde el domingo, y me he quedado llena de preguntas y cosas que no le dije. Después me fui a la calle y saben qué, todo seguía igual. Nadie sabe nada, nadie entiende nada y todos corren para algún lado.El mundo sigue ahí.Esto de sentirse liberada es un sensación rara. No alcancé a decirle todo lo que quería ni todo lo que sentía. Y supongo que el tampoco.Está ciego, metido en su insoportable burbuja que lo rodea cuando tiene problemas.Almorcé con ......en el Mikado. La mitad del rico almuerzo hablamos de las relaciones hombre-mujer.Esto de abrirse tanto, mostrarse tal cual, tratar de ser derecha y transparente, amiga, cómplice, escribir todos los días tanto mensaje, uf, después todo pasa a ser parte del paisaje, es uno más, ya ni siquiera llama la atención, tantos momentos dedicados a alguien, de tratar de hacerle cada día el mejor y más encima que me pongo invasiva y ahogante y demasiado demostrativa y enferma de pegote y uf, todo lo contrario de lo que me reprocharon tanto al terminar con ....., hace que me quede pensando en que al final esto es malo. Mis compañeros de almuerzo opinan igual. Al final no se valora. Yo estaba todo el día diciéndole lo bien que me sentía, lo mucho que lo quiero y contándole todo lo que me pasaba. Entonces debo reconocer que es difícil estar con una demostrativa extrovertida al lado y pensar que a lo mejor tú no sientes lo mismo o como te cuesta más expresarlo tiendes a pensar que es menos.
A mis amigas les digo que igual hay mujeres que quieren al típico machito chilensis, sub evolucionado, analfabeto funcional, que se ve bien en cualquier parte, pero que por dentro es un idiota, incapaz de hablar más que de sí mismo, indiferente, cerrado, plano, que las trata mal, y del cual se enamoran. Y al final eso les gusta. No están acostumbradas a que las traten bien siempre. Y al final me encuentran algo de razón. Siento que no sé si creer en los momentos buenos, no de dos años atrás, ni de un año, ni 6 meses, hablo de días atrás… ¿adonde van esos momentos?, los planes, las sonrisas, los guiños, las palabras al oído, las arrancadas a los lugares más insólitos, y estremecerse juntos abrazados, o pasar la noche muriéndose de amor... ¿Adonde va todo eso?Tanto para dar, pero el no lo quiere. No se la puede con mis pifias, mis defectos, mis faltas y mis sobras.

1 Comments:

Blogger Roberto said...

Claudia, lindo texto. Sólo te faltó el Ça va del final.
Es un texto bien sentido. Te lo digo porque cuando lo escribí, en octubre del 2003, me sentía muy desencontrado y tratando de entender qué pasó.

Ahora que ha pasado el tiempo, siento que todo pasó por algo.
Ahora estoy feliz.

Y claro, el mundo sigue ahí.

R.

9:30 PM  

Post a Comment

<< Home